• OCHO

REFLEXIONES DE LAS VOLUNTARIAS

Una vez más, el objetivo de este año fue identificar las necesidades de los niños con necesidades especiales.  El equipo interdisciplinario de voluntarias educaron en métodos seguros para la alimentación, nutrición, tragar alimentos, y posicionamiento y mostraron el impacto que estas terapias tienen el desarrollo del funcionamiento, la movilidad y actos motores, así como en actividades de juego y las habilidades motoras finas.   Asimismo se mostró el impacto en el lenguaje, comunicación y comportamiento y se proporcionaron recursos a educadores y familias para de esa manera avanzar en el desarrollo del niño que requiere cuidados especiales.  Se trató de un trabajo de colaboración por todos los miembros involucrados en la brigada y  fue la clave del éxito de nuestra brigada.  Cada día el equipo interdisciplinario de voluntarias [pediatras, terapeutas físicas, terapeutas ocupacionales, educadoras del CRIC, y logopedas] evaluó los casos observados utilizando un uuevo formulario creado por el grupo antes de la llegada a Honduras.  El equipo de OCHO se reunión cada día al final del día para ofrecer comentarios y recomendaciones sobre cada niño que se visitó.  El plan es anticipar objetivos para la brigada del 2017 mediante el seguimiento a distancia que se hace de cada uno de ellos.

Una novedad este año fue la introducción de un cuestionario sobre el entorno familiar que se completó en cada una de las visitas que se realizaron en las casas de pacientes que no viven en el casco urbano de Atima.  El propósito de este cuestionario fue recoger datos importantes sobre la vivienda, actividades que hacen los niños en casa o en su comunidad, y responder a preguntas de las familias con respecto al cuidado y desarrollo de su hijo/a.  Durante estas visitas a las casas, nuestro equipo pudo dedicar entre 2-3 horas con cada familia y, gracias a la participación de terapeutas físicas y logopedas, pudimos ofrecer una evaluación comprehensiva que permitió ayudar al paciente y a las familias que cuidan de ellos.  A continuación puede leer lo que una de las nuevos voluntarias, logopeda Zeina Mvemba, comenta sobre su experiencia personal:


"Sin duda alguna, uno de los recuerdos más memorable como voluntaria de la brigade fue mi visita a las familias en su casa.  Kristin Brockmeyer-Stubbs, Quyen Catania, Ruby Pritchett, Doctor Patrocinio Sarmiento, las profesoras del CRIC , y yo viajamos una hora en las montañas de Atima para visitor a una familia a la que OCHO conoció el verano pasado.  Desafortunadamente, nada más llegar, nos enteramos de que uno de los hijos había fallecido dos meses antes.  A pesar de la tristeza, comenzamos a trabajar con los otros 2 hijos, Mauricio y Maritza.  Al principio me sorprendió descubrir que el mayor de ellos, Mauricio, tenía 15 años, ya que parecía más joven debido a su baja estatura.  Nunca olvidaré el ceño fruncido que mostraba en su cara cuando entramos en su casa.  Tanto Mauricio como Maritza tiene movilidad limitada.  Mauricio carecía de comunicación verbal y Maritza apenas podía articular algunas palabras, como padre o madre.  Tuve la oportunidad de trabajar con los dos hermanos, y mostrar a los padres algunas actividades que podían hacer con sus hijos para continuar con el desarrollo de la comunicación verbal.  Los instrumentos que utilicé fueron libros con imágenes, juguetes musicales y otros ejercicios para aprender vocabulario.  Creo que disfruté de este momento el que más porque fue como una réplica de lo que normalmente hago en Baltimore durante mis visitas a domicilio.  Poder ver a esa familia en su entorno cotidiano y conocer lo que es una parte de su día a día significó mucho para mí y me ayudó a sentir una conexión especial con ellos. Me di cuenta del impacto que mi breve interacción tuvo en la vida de esta familia una vez que escuché la risa contagiosa de Mauricio y ver cómo Maritza interactuaba con su padre utilizando lenguaje rico y apropiado.  Estoy deseando regresar de nuevo para compartir nuevas ideas y observar el progreso que esta familia ha logrado."


0 views

© 2019,

Organization for Community Health Outreach.

proudly made with Wix.com 

OCHO:

 

The Organization for Community Health Outreach is a 501 (c)(3) 

711 W. 40th Street, Suite 438. Baltimore, MD 21211 
 

Tel: (410) 598-0260

Connect with us:

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Instagram - Black Circle