• OCHO

ATIMA: UN PARAÍSO PARA LA EDUCACIÓN EN SALUD PÚBLICA

Por Prof. Jody Gan


Nada más llegar a Atima en el que fue mi primer viaje con la brigada OCHO en junio del 2015 me informaron de los datos alarmantes de embarazos entre los adolescentes: un 67%.  En ese instante me di cuenta de cómo podría contribuir con mi trabajo.  Aunque estaba deseando unirme a OCHO, hasta ese momento no tenía muy claro cómo mi profesión de profesora universitaria y educadora en salud pública podría ser de utilidad.


Honduras cuenta con uno de los índices más altos en embarazos entre adolescentes y constituye uno de los impedimentos más grandes a la mejora de salud y la prosperidad económica de esta comunidad.  La amenza reciente del Zika y el impacto en las mujeres embarazadas ha incentivado a educar a los jóvenes en la necesidad de prevenir embarazo.  Estas medidas son aún más importantes entre la población de una comunidad que ya cuenta con un número elevado de niños con defectos de nacimiento.  Asimismo, el miedo al Zika facilita la conversación sobre la prevención del embarazo gracias a las recomendaciones que el mismo Vaticano ha sugerido al promover el uso de contraceptivos como medida preventiva frente a la difusión del virus.  La misma Primera Dama de Honduras está participando en campañas de prevención del embarazo precoz lo cual está permitiendo ciertos cambios en normas culturales que hasta ahora se habían aceptado como inmutables.


Planificación


A mi regreso a los Estados Unidos estaba deseando comenzar la fase de planificación para preparar mi siguiente viaje y poder abordar el tema del embarazo precoz.  Con ese objetivo diseñé un cuestionario para el Dr. Sarmiento, director del centro de salud en Atima, y para Karen Vega, directora del grupo de juventud.  El objetivo era recopilar más información sobre el tema del embarazo entre adolescents, conocer las prácticas y actitudes respecto a este tema, y conocer más a fondo el papel de los promotores de salud dentro de la comunidad.  Promotores son miembros de la comunidad que cuentan con la confianza de su entorno y que han sido capacitados para ofrecer talleres sobre salud así como promover la educación sanitaria o sobre enfermedades infecciosas en la comunidad.  Simultáneamente commence a recopilar materiales educativos en español abordando estos temas: métodos anticonceptivos, relaciones saludables, actividades sociales al margen de las de tipo sexual, y educar a los padres a cómo hablar a sus hijos sobre este tema.  Los estudiantes de mi clase sobre promoción de salud en la American University me ayudaron a crear carteles dirigidos a la juventud de Atima para incentivarles a continuar con sus estudios y establecer objetivos personales antes de empezar a considerar formar una familia.  Aprovechando el interés por mantener las tradiciones festivas de la comunidad y con la intención de que los jóvenes se sintieran más cómodos visitando el centro de salud, se organizó una  fiesta de juventud en ese espacio.  Para apoyar los esfuerzos de los jóvenes líderes, nuestra organización aportó una merienda y bebidas sanas.

Durante mis preparativos tuve la suerte de contar con la ayuda de Chloe Abarbanel, una estudiante de salud pública con subespecialidad en español en la Universidad de Tulane.  Con ella como asistente, pude desarrollar un programa de capacitación que pudimos adaptarlo de acuerdo a las necesidades de los distintos grupos a los que queríamos atraer; es decir, los jóvenes, los líderes de la juventud, los padres de familia y los promotores de salud.   En ese cursillo incluímos información sobres los riesgos que hay en el embarazo precoz, y especialmente se presentó un juego interactivo sobre el peso que recae en familias numerosas.  Se habló también de distintas manera como los jóvenes se pueden divertir y mantener una relación con otra persona sin necesidad necesariamente de mantener relaciones sexuales.  La enfermera Dani hizo una demostración del uso correcto de los anticonceptivos disponibles en el centro de salud donde ella trabaja.  Para poder evaluar el éxito de nuestro cursillo de capacitación y poder hacer mejoras para futuras brigadas, administramos un cuestionario antes y después del cursillo.   Asimismo apuntamos los nombres de aquellos jóvenes a quienes se admira más dentro de la comunidad para poder continuar esta campaña de cambio de normas y actitudes.


El éxito de la brigada del 2016


En nuestra breve estancia en Atima, llevamos a cabo capacitaciones para 18 líderes de la juventud, 33 estudiantes de secundaria, 8 promotores, y 45 padres de familia interesados en formar parte de esta educación de sus hijos.  Los participantes estuvieron atentos y receptivos al contenido del cursillo y la impresión era que disfrutaron de las actividades planificadas para ellos.  La fiesta organizada en el centro de salud fue un éxito total.  Lo que al principio se pensó sería una fiesta para 30 jóvenes, acabó convirtiéndose en una fiesta a la que acudió toda la comunidad de Atima con más de 100 jóvenes.  Incluso se contó con la participación del personal médico del centro de salud y del mismísimos alcalde, Don Tito Alcántara.  Nuestro grupo de jóvenes de OCHO participaron en esta fiesta de rock & roll y fueron recibidos con un gran aplauso por toda la gente que estaba allí.  Y como siempre, la música no faltó!   Los jóvenes líderes actuaron una mini pieza de teatro sobre el impacto que la ausencia de un padre tiene en la formación de un hijo.  Asimismo presentaron un video educativo que esos mismos jóvenes filmaron y editaron horas antes de esa fiesta.  No puedo expresar en palabras la emoción que sentí al ver el resultado de ese trabajo que hicieron los jóvenes.  Es la mejor recompensa para cualquier educador de temas de salud.    Después del programa educativo, jóvenes, adultos, doctores y autoridades locales se fundieron todos en un gran baile antes tarde en la noche.  Algunos das después, Chloe y yo fuimos las invitadas a el programa “El Canal” de la TV local, Pengalingue TV en el que hablamos de nuestra capacitación y colaboración con Karen Vega, Dr. Sarmiento y todos los jóvenes y promotores en el tema de la prevención del embarazo precoz.    Y para mayor sorpresa, una vez acabado nuestra grabación nos dimos cuenta de que cuando no había otro programa en emisión, los productores del canal decidieron mostrar el video educativo que traje de los Estados Unidos sobre cómo hablar de sexo con tus hijos.


Mirando hacia adelante


Con la información recogida en los cuestionarios y las respuestas recibidas en discusiones informales he podido recopilar una lista de recomendaciones que podrían ayudar a reducir el número de embarazos no deseados entre la juventud de Atima.  Sería un placer poder hacerlos disponibles a quienes estén interesados.  Fue gratificante experimentar el éxito que tuvieron nuestras iniciativas y es por eso que me sentí más como una persona famosa en lugar de ser alguien a quien se le pone mala cara por hablar de temas supuestamente aburridos.  Existen evidencias del papel relevante que ocupan los promotores en temas de planificación familiar, quizá con el apoyo de los jóvenes líderes de Atima, y seguir con el trabajo de educar en temas de prevención del embarazo precoz.  En palabras de una de las promotoras:


Háblales de lo bonito de la vida y de cómo disfrutar de esos maravillosos años de adolescencia y esperar hasta cumplir los 21 antes de empezar a formar una familia.  Un embarazo en esa etapa de joven acaba con esa etapa de la vida y te limita cualquier proyecto personal del futuro.


A pesar de que muchos jóvenes se convierten en padres a una edad temprana, la realidad es que en Atima existe un grupo dedicado de jóvenes que inspiran al resto de su grupo a concentrarse a terminar sus estudios e imaginar un futuro profesional.  Son una verdadera inspiración para su comunidad.  Siga nuestras noticias para aprender más de la labor que hace OCHO para seguir apoyando a este grupo de jóvenes atimeños.



1 view

© 2019,

Organization for Community Health Outreach.

proudly made with Wix.com 

OCHO:

 

The Organization for Community Health Outreach is a 501 (c)(3) 

711 W. 40th Street, Suite 438. Baltimore, MD 21211 
 

Tel: (410) 598-0260

Connect with us:

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Instagram - Black Circle